Menciones a la Innovación Pedagógica en Educación Digital

logo del Plan Nacional de Educación Integral

Experiencias concursantes

Al derecho y al revés: Luz, camára, acción

"Al derecho y al revés" DERECHOS DEL NIÑO Y CINE: vulneración, ejercicio y respeto de los derechos a través de protagonistas de cortometrajes: nuestros alumnos.

Laura Lassalle - Buenos Aires
Nivel: Primaria
Área: Arte.  Lengua.  Ciencias sociales.  Tecnología. 

Anexamos los productos audiovisuales generados en el proyecto

CORTOMETRAJE - TRABAJO INFANTIL
 

 

CORTOMETRAJE- PROYECCION DE FUTURO  https://www.youtube.com/watch?v=GD5Pri_ZRLU

 

 

CORTOMETRAJE – MALTRATO
 

 

CORTOMETRAJE- DISCRIMINACION
 

 

Comunidad y derechos- Entrevistas (documental) – Fotografías

 

FUNDAMENTACIÓN:

                 Pensar-nos y accionar desde y en un espacio de verdadera construcción colectiva, atravesado por la intereses de nuestros alumnos y por la necesidad de co-construir un posicionamiento que los direccione como sujetos pro-activos en la comunidad  en la que despliegan sus recursos, constituye un desafío inmenso que deseamos poner a circular en y con  “Al derecho y al revés”.

La posibilidad de indagar aquello que convoca a nuestros alumnos, que los motiva, que los entusiasma, que los hace parte, resulta una práctica privilegiada. En este camino, el “hacer cine” se concibió, en y a través de la palabra de los protagonistas, como un denominar común.

El desafío esta y se nos presenta entonces, en el modo de articular “eso” que  proyectan como  producto (los alumnos), con aquello “otro”  que los cale como ser humano, que profundice su conocimiento  y los posicione en su accionar  como sujetos pro-activos, sujetos de derecho, y sujetos de deber.

“Al derecho y al revés” se funda en la posibilidad de crear espacios de análisis crítico  de las propias y de las otras realidades.  Mirando lo propio y lo otro, lo que es y lo que podría ser.  

En este recorrer, el cine ingresa y se instala como recurso (consumo y producción), para vivenciar y reflexionar sobre una temática inherente a todo sujeto: los derechos que le son propios, y las responsabilidades y deberes que se desprenden de los mismos.

Nuestro “mirar los derechos” no atenderá exclusivamente a la denuncia de su vulneración sino primordialmente a la defensa de su ejercicio y a su visibilización.

La puesta en circulación estará direccionada por tres conceptos nodales: conocer, accionar y comunicar. Se trata de conocer activamente los derechos, educando en el compromiso de los mismos, corporizando en escenarios posibles la comunicación de las propias acciones para dar a conocer, para compartir lo apropiado, para crear nuevos modos de vivenciarlos…

Propósitos:

  • Habilitar otros modos de operar en la grupalidad y en la comunidad educativa.
  • Promover la autoría en la participación conformando equipos de trabajo.
  • Favorecer la construcción y  circulación del pensamiento crítico.
  • Concebir los medios audiovisuales como dispositivos tanto de análisis como de comunicación creativa.

 

Propósitos específicos:

  •  Conceptualizar y discriminar los derechos inherentes a todo niño, y las obligaciones que se desprenden de cada uno. (Convención internacional de los derechos del niño).
  • Analizar críticamente situaciones problemáticas (vulneración y cumplimiento), disparadas de múltiples lenguajes: grafico, audiovisual, escrito.
  • Distinguir los distintas posibilidades en el “hacer” cine: clasificar las producciones audiovisuales atendiendo a distintos criterios: duración, género, formato…
  • Habilitar prácticas de lectura crítica.
  • Favorecer la práctica de escritura atendiendo a distintos objetivos.
  • Elaborar un proyecto común.

 

Líneas de acción: Acciones  posibles.

La propuesta estará atravesada por dos grandes variables que deberán analizarse para luego en la construcción del producto aunarse. En este recorrido una de las variables se constituye como medio-recurso (cine) pero no se exime del tratamiento del conocimiento. Por el contrario, el recurso ha de conocerse a fondo para discriminar los momentos-elementos que lo componen y la función de cada uno de ellos, solo de ese modo será susceptible de ser apropiado para constituirse en herramienta comunicadora.

La otra variable representa el contenido: “los derechos del niño” el cual se constituirá como unidad de análisis y objeto de estudio direccionante de la propuesta.

La metodología que ingresa es la metodología de la investigación aplicada desde las Cs. Sociales y humanitarias: como modo de pensar y re –prensar problemáticas, de discutir e intercambiar, de expresar puntos de vista que luego de un recorrido podrán sostenerse o transformarse, de arribar a conclusiones que abrirán camino a la generación de  acciones transformadoras, y finalmente del paso a la comunicación creativa.

La propuesta se organizará en 3 momentos:

  •  

¿DERECHOS?:

El conocimiento de la Convención Internacional de los derechos del niño, será nuestra guía desde donde estableceremos asociaciones sostenidas en imágenes, recortes periodísticos, titulares, producciones audiovisuales, para discernir incumplimientos y cumplimientos.

  • Visualización de la película: “Les Choristes”.
                         -Se reflexionará grupalmente sobre las condiciones en las que crecen los niños de la película. Instalando la temática a abordar.
                         - Se localizarán aquellas circunstancias que podrían influir positivamente en el “ser niños” y aquellas que vulneran la infancia.
                          -Se abrirá el análisis a los distintos matices que ingresan en la película y a los interrogantes que ellos le despiertan a los alumnos.
  • Se indagará sobre el conocimiento de los niños sobre sus propios derechos.
  • Se pensará desde las ideas previas ejemplificaciones del cumplimiento y de la vulneración.
  • Se reflexionará sobre las posibles causas y circunstancias que rodean  la vulneración  y el cumplimiento de derechos.
  • Se elaboraran encuestas sobre el conocimiento general de las personas sobre los derechos del niño.
  • Se explorará en diarios y revistas imágenes, titulares y notas que den cuenta de la temática abordada.       
  • Se compartirán la normativa “Convención Internacional de los derechos del Niño”.
  • Se explorará sobre las entidades responsables de garantizar el cumplimiento de los derechos.    
  • Se reflexionará y analizará sobre los “deberes” de los niños.
  • Utilizando como disparadores imágenes y productos audiovisuales

                          -Se analizarán distintas problemáticas   donde se evidencie la vulneración de derechos.

                           -Se analizarán distintas problemáticas donde se evidencie efectivamente el cumplimiento de derechos.

 

MUNDO FILM: del hacer cine

Las producciones audiovisuales que se visualicen estarán en su totalidad atravesadas por la temática que direcciona, pero abrirá al magnifico mundo del “hacer” del “producir” desde un lenguaje conocido en el consumo pero inquietante en el hacer. Se trata de instalar desde un inicio la necesidad de conocer todos los elementos que ingresan en el desarrollo de un producto audiovisual.

  • Se indagará sobre las nociones del cine: que es, sus funciones, sus elementos, sus momentos.
  • Se investigará sobre las funciones del cine como medio de comunicación
  • Se detectarán y analizarán los distintos formatos. (cine mudo, animación, cine sonoro… )
  • Se  explorará la potencia de la música en la contextualización de historias.

                       -Se efectuarán hipótesis de contenido frente a sonidos
                         o partituras musicales.

                       -Se imaginarán personajes, ambientes e historias a partir
                         de   instrumentales.

  • Se discriminaran en productos tangibles los distintos elementos que componen una producción audiovisual.
  • Se explorara sobre el lenguaje corporal y su “papel” particular en la comunicación.

CUENTO CON VOS:
 La literatura invitará a los alumnos a zambullirse en historias impregnadas de fantasía y creatividad donde los personajes experimentan situaciones entramadas con los derechos de la infancia.

  • Se generarán espacios de compartir y disfrute literario: situaciones de lectura por el docente, lectura por sí mismo, y lectura compartida en pequeños grupos.
  • Se abrirá el debate post-lectura, en y a través de los análisis e interpretaciones asociadas a la temática propuesta, la posición y características de los personajes, el contexto de la historia, los momentos, etc.
  • Se localizarán los derechos que atraviesan las historias.

 

 

  1.  

 

DERECHO EN ESCENA

Un espacio de apertura al juego simulado, corporizando a través de dramatizaciones “mudas” (en principio) las situaciones abordadas. Un espacio para desinhibirse y animarse a moverse, un espacio de recreación de historias. Un espacio de “conocimiento y entrenamiento” para las “futuras” producciones finales.

  • Se presentarán situaciones brindadas por el equipo docente, (cada vez más complejas), que contengan distintos elementos a tener en cuenta para la comprensión de la situación por parte los espectadores.
  • Se abordarán las situaciones en grupos reducidos. Cada grupo distribuirá los “papeles” según considere.
  • Se invitará a la creación de situaciones por parte de los alumnos atendiendo por ejemplo a la utilización de un “derecho”, por ejemplo: a la educación. Se garantizará la variabilidad de situaciones de cumplimiento o incumplimiento.
  • Se generarán espacios articulados con “TE CUENTO UN CUENTO” y “CUENTO CON VOS”, a fin de apropiarse de escenas de tales espacios para compartirlas corporizándolas.

 

TE CUENTO UN CUENTO:

Momento de crear, de poner a circular ideas creativas y de utilizar el lenguaje escrito para compartirlas. Se abrirá espacio para imaginar, asociar lo investigado y apropiado. Habilitando la práctica de escritura creativa, atendiendo a todos los elementos necesarios.

  • Se presentarán posibles titulares asociados a uno u otro derecho, que funcionarán como disparadores de espacios de escritura compartida.

Ejemplo: Tomamos el derecho a opinar y a ser tenidos en cuenta, y presentamos posibles titulares: “Un niño que no tenía voz”- “Al chico que nadie veía”- “¡¿Quién te pregunto¡?”.

  • Se facilitarán herramientas y dispositivos para guiar la construcción de la historia atendiendo a todos los elementos. ¿Quién? (quienes son los protagonistas, que edad tienen, como están vestidos, que les interesa…); ¿Cuándo? (en qué tiempo ocurre la historia: pasado, presente, futuro…) ¿Dónde? (cómo es el lugar, que sucede habitualmente en él…) ¿Qué? (que le ocurría a los protagonistas, situación que vivía,…) Pero...( cuál es el conflicto que surge) Entonces…(desarrollo de los acometimientos, cambios…) ¿Cómo termino todo?
  • Se dará lugar a la creación de otros titulares disparadores.
  • Se recopilarán las historias.

MANOS ENCIMA: delineando la causa.

Momento de toma de decisiones, se trata de delinear cual será el contenido puntual del cortometraje final de la propuesta.

  • Se decidirá a partir del bagaje de lo apropiado y creado a qué a puntuará la producción audiovisual final. Cuál ser la causa común que direccionará el producto.
  • Se establecerán las acciones y responsabilidades necesarias para la puesta en acción:

            -Guiones, materiales, personajes, formatos, recursos, roles.

  • Se determinará el tipo de producción que se efectuara y la técnica que la atravesará: sonora, muda, animada, etc.

 

 

                                                       COMUNICAR PARA MULTIPLICAR

NUESTRO PACTO: #YOPACTO

Espacio de concientización, de unión hacia la concreción del producto común, de generación de pacto con los propios derechos  y con el grupo total, de puesta en marcha, de asunción de las responsabilidades que permitirán cumplir el objetivo.

  • Se generará colectivamente el guion (visual y escrito) en el gran grupo o en los equipos de trabajo conforme a las decisiones previamente tomadas.
  • Se construirán o seleccionarán los escenarios atentos al formato seleccionado.
  • Se establecerán los ensayos o pruebas necesarias.
  • Se elaboraran dispositivos de organización del rodaje en tiempos y espacios.
  • Se realizará la selección de la música que connote y potencie el contenido.

 

Previsiones didácticas generales:

  • Criterios de agrupamiento

Los agrupamientos estarán pensados y se presentaran en función de cada espacio-momento de CEC: Trayectoria escolar – Propuesta- Comedor.

En todos los momentos mencionados se generarán 4 grupos.

El espacio de comedor se presenta como el más flexible, y en él los agrupamientos se movilizan a diario, atento a la necesidad de que todos los alumnos se vinculen en el compartir,  en un espacio particularmente caracterizado por la “no dirección” de lo que  en él sucede (a través de la palabra).

El momento de trayectoria escolar, considerará como criterio primordial, las escuelas de origen y los años compartidos, de modo de optimizar el tiempo y el recurso del coordinador que direccione el momento, así como también la posibilidad del sostenimiento y complemento entre aquellos que tienen que efectuar las mismas tareas escolares. No obstante, el espacio se flexibilizará realizando los  cambios que se consideren necesarios en  la puesta diaria.

Durante el tiempo destinado a la propuesta, los agrupamientos se sostendrán, pudiendo realizar cambios que se consideren necesarios durante la jornada, atendiendo acontecimientos particulares en el devenir mismo. La conformación se ira adaptando a los distintos momentos del trabajo.

En el inicio de la propuesta, se atenderá a los siguientes criterios:
                            -Vínculos personales: en relación a las posibilidades de co-construir  atendiendo a las inter-relaciones (modalidades comunicacionales adoptadas en las relaciones, en relación con mayores o menores afinidades, capacidades empáticas, tolerancia a la diferencia…)
                            -Vínculos con la tarea: atendiendo a las posibilidades en el despliegue que implica la operatividad de la tarea, con otro. Se tendrán en cuenta las singulares modalidades de acercamiento y puesta en marcha de la tarea que se complementan entre sí para garantizar un trabajo colectivo.

En la construcción de productos audiovisuales, los agrupamientos se generarán en relación a las especificidades de las tareas que serán necesarias dividir para la consecución del propósito tangible que sostiene la propuesta.

En esta línea, los alumnos serán conocedores de las conformaciones las cuales estarán visibles, conjuntamente con la grilla horaria que especifica los momentos,  a modo de garantizar la organización áulica.

  • Rol adulto-coordinador:

Los coordinadores adultos ajustaran sus intervenciones en función del momento en el que ingresen al aula. 

En el espacio de trayectoria escolar,  acompañarán al docente en el direccionamiento de tal espacio. De este modo, se realizarán las divisiones de mesas de trabajo en relación a la cantidad de coordinadores que intervienen en el aula. En caso de haber dos adultos cada uno se hará cargo de direccionar la tarea en dos mesas. En los momentos  en que estén presentes los tres miembros del equipo docente, se priorizara la cobertura de las mesas que más demanda de tarea tienen, o cuyos miembros requieren de  una intervención personalizada.

 En el momento de la propuesta, los coordinadores no quedarán exclusivos en una mesa de trabajo sino que circularán en las jornadas por distintos agrupamientos, de modo de conocer el modo de operar de todos los alumnos, a fin de proponer los ajustes que consideren necesarios  en los agrupamientos para garantizar el trabajo cooperativo.

El coordinador promoverá en su accionar intervenciones adecuadas para facilitar la autoría evitando la sobre-intervención como así también  generando situaciones habilitadoras de  participación activa de todos los alumnos.

  • Espacios: en el desarrollo de la propuesta se podrán utilizar los distintos espacios de CEC en función de la sección que enmarcará su trabajo y el objetivo propuesto. El coordinador determinara los espacios a utilizar: aula, sum, patio.
  • Tiempo: La grilla horaria presentará carácter de flexibilidad atento a las particularidades que se puedan presentar. Ejemplos de situaciones:
    • La ausencia de uno de los coordinadores provocará la inversión de los momentos de la grilla del día lunes.
    • La finalización de la tarea por parte de todos los miembros del grupo con anterioridad al horario de trayectoria escolar, permitirá salir algunos minutos antes al recreo, extendiendo el segundo momento (propuesta) posterior al mismo.
    • La  extensión del horario en propuesta sostenida en una tarea comprometida y organizada invitará a “no cortarla” y efectuar el momento de distensión al finalizar la jornada.
  • Carpeta de Campo: se constituirá como dispositivo de registro del proceso, e irá constituyéndose con la impronta que el grupo le dé.

Actividades permanentes

  • Intercambio en la ronda.
  • Registro en Carpeta de Campo: como actividad de escritura permanente.
  • Técnicas lúdicas grupales y participativas: enmarcadas en las acciones desplegadas en el cine mudo, el lenguaje corporal será excluyente direccionado por las situaciones generadas desde y a través del contenido que se trabajará.
  • Momento de lectura: las horas semanales de lectura atravesarán la propuesta en su totalidad, no presentando un momento estático en la grilla semanal, sino que se flexibilizará atento a la necesidad de la propuesta.

 

Recursos

  • Humanos: alumnos de grupo superior. Equipo Docente.
  • Materiales: carpeta, hojas, fibrones, lapiceras, libros, enciclopedias, computadora, cámaras, celulares, diarios, revistas.

                        -Canal Youtube: “Los derechos humanos”
                        -Cuento con vos: Recopilación de material literario sobre los derechos de la infancia. (Ministerio de Educación de la nación).
                        -Película: “Les Choristes” “Voces inocentes”.

Tiempos: La propuesta tendrá carácter  anual.

Se establecerán en el recorrido dos momentos enmarcados en los delineados en el PPI con nombre “Laboratorio en Juego”:

      -Atravesando personajes, hechos y escenarios: investigación,  conocimiento y vivencia de los derechos. Análisis de situaciones cotidianas y de realidades desconocidas.

      -“Algo sucedió”, producción transformadora: construcción de escenarios enmarcados producciones tangibles que tendrán como lenguaje lo audiovisual.

               

Evaluación

La evaluación será constante y procesual. La observación y las intervenciones de cada docente en los grupos que coordine, permitirá atender a las particularidades en la grupalidad, evaluando el impacto de las intervenciones y acciones grupales para re-ajustar las posteriores.

Indicadores de avance

  • Utilizan el borrador como dispositivo de registro y re-visión permanente
  • Re-piensan, re-arman, re-acomodan a partir de la solicitud de un par o de la intervención docente.
  • Utilizan el lenguaje corporal para compartir  y re-crear situaciones.
  • Participan activamente en sus grupos de trabajo, adecuando los modos de vinculación con un otro en la tarea, en relación con el objetivo propuesto.
  • Leen críticamente situaciones problemáticas, y re-problematizan.
  • Analizan y enumeran variables que inciden en un problema.
  • Exploran diversas fuentes de consulta.
  • Planifican el modo de organizar la información para comunicarla.
  • Comparten sus ideas de modo cada vez más fundamentado.
  • Escuchan y valoran las opiniones-ideas de sus pares, retomándolas para construir colectivamente.
  • Realizan producciones impregnadas de imaginación  y creatividad, utilizando múltiples lenguajes.
  • Adecuan el lenguaje tanto escrito como oral en relación al propósito comunicativo.
  • Utilizan estrategias de búsqueda, selección y análisis de información de distinta índole.(información visual, escrita, gráfica, numérica)
  • Discuten, argumentan y establecen acuerdos.
  • Utilizan los medios audiovisuales para plasmar sus creaciones-producciones, reconociendo los recursos y momentos necesarios para ello.
  • Elaboran dispositivos para recolectar datos  y para volcar sus resultados.

 

Responsables:

  • GP: Lassalle, Laura
  • PR: Reynoso, Marina

 

NARRATIVA DOCENTE:

LUZ, CÁMARA, ACCIÓN: derechos despiertos.

  Experiencia Docente Grupo Superior.
                                                     CEC 801.

“…una historia puede llegarte de repente
y si no tienes un  instrumento para aferrarla para esbozarla, al menos,
puede alejarse con la misma facilidad con la que llego.”

Antonio Tabuchi.

Marzo 2015, comenzaba la cinta a rodar de la mano de un nuevo ciclo lectivo, entre paros que marcaban un inicio desorganizado, quizás  injusto. Algunos iniciaban, otros expectantes… a la espera de decisiones desconsideradas de los deseos y necesidades de los (nuestros) alumnos.

Un año más como docente a cargo de Grupo Superior del  turno tarde, un desafío del cual soy conocedora, es permanente.  Y no es uno, son cientos.

  Recibía a mis alumnos, con la euforia que caracteriza el primer día de clase,  entre gritos, abrazos y saludos. Resaltaban rostros conocidos de aquellos que permanecían en grupo superior de años anteriores, y en un intento por pasar inadvertidos… aparecían las caras de incertidumbre de esos otros que estaban de “estreno” en CEC o en el propio grupo.

En el día 6 de inicio de ciclo lectivo Grupo Superior  estaba conformado por 22 alumnos, matrícula con asistencia perfecta.

22 alumnos  que, junto con el equipo docente, iban a configurar el escenario 2015 que los tendría como protagonistas absolutos.

Apelando a la literalidad, bastaron solo un par de días, para que nuestros alumnos den cuenta de sus tiempos. Un grupo que presentaba un denominador común, la intensidad en sus vínculos con pares, adultos y tarea. Intensidad que debíamos capitalizar pedagógicamente.

Era el momento de escuchar activamente y observar,  para andar el verdadero  camino de construcción colectiva que tenía y tiene como único punto de partida: mirar a nuestros alumnos. Mirarlos en el operar mismo. En ese mirar profundo, complejo…, nuestro rol resultaba fundante: con qué intervenciones, cómo habilitaríamos espacios  que generen apertura a la circulación de intereses, deseos y posibilidades de las singularidades enlazadas en la grupalidad.

 

Del encuentro y construcción de ruta

En el tránsito de las acciones enmarcadas en el diagnostico participativo se decantaban los propósitos que debían darle sentido al proyecto anual, y que direccionaban y direccionan fuertemente el PPI:

  • Habilitar otros modos de operar en la grupalidad y en la comunidad educativa.
  • Promover la autoría en la participación conformando equipos de trabajo.
  • Favorecer la construcción y  circulación del pensamiento crítico.
  • Concebir los medios audiovisuales como dispositivos tanto de análisis como de comunicación creativa.

El discurso de nuestros alumnos determinaba casi impositivamente una temática : “queremos hacer cine” “podemos filmar una película” . Estaba y estoy convencida que el hacer cine, convoca, motiva, enlaza… pero en ese momento me encontré envuelta en una maraña de desconcierto, que se arraigaba paulatinamente.
            El desafío de práctica profesional,  se presentaba en el modo de articular “eso” (cine) que proyectaban como producto, con aquello “otro” que lo encarnara de sentido. Carente hasta  ese momento.

Dialogaba con mi equipo de trabajo en la búsqueda del contenido que le dé cuerpo. Mis (nuestros) alumnos no podían esperar más, se aproximaba el cierre de una etapa diagnóstica para adentrarnos de lleno al proyecto anual. El propósito era claro, pero el proyecto, estaba vacío, al menos desde mi perspectiva.  Estuve en varias reuniones  incluso con ED, todos coincidían en dar rienda con cine como contenido. Me irrite ( hacia adentro), indisimulable, era evidente. Me abrumaba, me abruma lo simple, lo que conforma, lo que hay sin más, el sinsentido.

Finalizaba la última jornada antes de la fecha de presentación de los proyectos, regresé a mi casa con fuertísimo dolor de cabeza. Prendí la  computadora y comencé a explorar y leer (nuevamente) los fundamentos (paradigmáticos) de Psicología Comunitaria y Pedagogía Social.
Habían transcurrido  25 minutos como máximo, en una lectura fugaz me resonó un concepto “derechos”. Cada cinco frases citaban “sujetos de derecho”.

Unilateralmente decidí en ese instante que los derechos del niño iban a constituirse como el eje de contenido que atravesaría y calaría a mis alumnos como sujetos únicos protagonistas de la propuesta anual.

El escribir permitió la maduración de la idea de proyecto. Luego de días varios de conflicto:  pensar, re-visar,  buscar, observar, intercambiar, discutir… solo en unas horas, ese día, había plasmado “Al derecho y al revés”… producto consecuente de un proceso arduo de encuentro y creación.

El proyecto se fundaba en la posibilidad de crear espacios de análisis crítico de las propias y de las otras realidades; mirando lo que es y lo que podría llegar a ser.

El cine ingresaba entonces como recurso de consumo crítico y comunicación creativa, para vivenciar, reflexionar, crear y re-crear en torno a una temática inherente pero desconocida por los niños: los derechos, sus derechos y las responsabilidades y obligaciones que de estos se desprenden.

Al Derecho y al Revés en movimiento: organizando los tiempos.

Nuestro mirar los derechos, implico desde un inicio un modo particular de abordarlo. Entrecruzamos las metodologías de la investigación que abrían camino a un recorrido conceptual sobre los propios derechos y también no eximido por ser recurso,  el cine como susceptible a tratamiento de conocimiento; en conexión con el sentir genuino que la temática despertó en toda la comunidad educativa: protagonistas-alumnos, familias, docentes.

En retrospectiva en el intento de rememorar la totalidad de las acciones que se llevaron adelante, me sorprendo de este grupo de alumnos que fue mucho más allá de las expectativas que como docentes  habíamos delimitado.

         El tiempo anual se organizó en dos grandes momentos absolutamente dependientes el uno del otro. El primer momento se focalizo en el conocer y vivenciar: la aproximación al pensamiento crítico en y a través de la mirada y lectura crítica de situaciones problematizantes donde el conflicto se vive. (Análisis de historias de vida); la reflexión sobre el conocimiento de los propios derechos, y sobre el conocimiento a nivel comunitario de los derechos del niño, de la implicancia de ser niño,  de los sentimientos frente a la vulneración, y de las responsabilidades. (entrevistas escritas y filmadas, analizadas a posteriori).

En este sentido, escucharon y registraron distintas voces : “Los derechos son portarse bien, comer bien y atarse los cordones” (A- 6 años) “Cuando no se cumplen los derechos siento impotencia y ganas de hacer algo” (Padre de un alumno) “Los derechos son.. no se como decirlo pero es algo importante para cumplir y para todos” (Abuela de un alumno) “La responsabilidad de que se cumplan es de los padres” (A- 11 años).

Las acciones descriptas fueron algunas de las tantas con un gran impacto positivo en el grupo de alumnos y que daban cuenta de la irrisoria conexión de toda la comunidad con una temática que llegó a instalar conciencia.

En concordancia con el tiempo anual, llegaba el segundo y esperado momento por los alumnos que los transformo definitivamente no solo en productores de cortometrajes sino en sujetos pro-activos de una sociedad de la cual son parte y que necesita movilizarse, desnaturalizar, unirse y luchar por promover los derechos de cada uno de los niños.

Visualizar su trabajo como un aporte hacia la construcción de una sociedad más justa, fue lo que se respiró el día que dábamos cierre internamente (cierre áulico)  al proyecto anual, y aún faltaba la mirada (para los niños) más importante: la mirada de su familia.

Memorias en Cámara Lenta

 

Una galería fotográfica (visibles en el cortometraje: comunidad y derechos)

 

La investigación (primer cohorte) había dado sus frutos, era momento de comunicar creativamente parte de lo apropiado.

Los alumnos organizados en equipos de trabajo seleccionaron entre los derechos trabajados, aquellos que consideraban fundamentales. En una escena fotográfica representaron el derecho asignado. Práctica que implico que cada equipo creara el argumento en el que se sostendría la fotografía, previera los materiales, el vestuario, la escenografía, y los roles de cada participante.

Cada fotografía representó y representa no solo un hecho artístico impecable, sentido por cada uno de ellos, sino el compromiso y la responsabilidad por comunicar para generar conciencia.

 

Derechos Rodados

El cine se constituyó, desde el inicio,  en un disparador por excelencia  a través de una película que los maravillo (“Les Choristes”) e instalo fuertemente la temática derechos del niño para dar curso al proceso investigativo, que gradualmente fortaleció habilidades no solo cognitivas (comprensión, análisis y síntesis) sino también interpersonales ( empatía ,acuerdos, disensos para consensuar).

Tras un recorrido lleno de aprendizajes, llegaba el momento de ponerse en la piel de productores de cine, de direccionar una campaña (“La infancia que hay que vivir”) con el objetivo de promover los derechos del niño, y de defenderla protagonizando cuatro cortometrajes.

Era tiempo de guiarlos en la construcción de los cortometrajes, y en ello la organización y el respeto por cada estructura cinematográfica era determinante y también requirió un análisis propio:

  • Detrás de escena: guiones, vestuario, utilería, storyboard
  • En escena: actores, cámaras movimientos y  planos
  • Pos-escena: frases de cierre, créditos, edición, música…
     

La consigna que direccionaría la producción (era conocedora) quizás era elevada, ambiciosa. Sin embargo, mis alumnos habían demostrado sus potencialidades y recursos para desplegarlos sin dificultad y resolverla.

“El cortometraje debe mostrar claramente la temática de vulneración de
derechos que se les asigne y la conservación, al menos, de alguno de los derechos”.

Cada equipo de trabajo, compuesto por 5-6 alumnos, tenía un coordinador docente que los acompañaría en la producción del guion. Las temáticas asignadas, lejos de ser azarosas, fueron pensadas para cada grupo, así como también cada coordinador: Maltrato-Trabajo infantil-Discriminación- Proyección de Futuro.

Cada guion contaba historias creadas y sentidas en su totalidad por los alumnos. Cada escena, cada plano, cada vestuario, cada lugar fue determinado por ellos.

“Un niño de 10 años en situación de calle trabajando y defendiendo los derechos de su hermano menor”. “Una niña con muletas demostrando que la limitación esta por fuera”. “El compromiso de dos mujeres que intervienen en una situación de maltrato infantil de dos desconocidos”. “Un hombre que decide comenzar a escribir otra historia pese a las memorias que lo atormentan”

 

El detrás de cámara: ¿actores críticos?

El rodaje estaba en marcha, ¿Qué puedo decir? le dejo la objetividad a otros, imposible serlo,  los guiones eran impecables.

El momento más emocionante para los alumnos: ponerse en la piel de actores para transmitir.

Como docente  me creí el papel de directora de cine.  Las escenas fueron filmadas 150 veces, entre risas, confusiones, o simplemente con el objetivo de explotar el potencial de cada actor-alumno al máximo.

En algunas situaciones el histrionismo, convencimiento y claridad de mensaje  a transmitir permitió que encarnar al actor fluya de manera natural; en otras la timidez, inseguridad frente a la exposición requirió que guiemos a los actores motivándolos a partir de la contextualización mediante la palabra en el instante mismo de la acción, (detrás de cámara) por parte de un adulto o de un par.

En algunos cortometrajes existieron papeles fundantes que no podían ser interpretados por sus creadores. Realmente me sorprendió la grandeza y capacidad de estos alumnos para elevar por encima de sus deseos de ser los protagonistas principales, la historia que querían contar.

Fue conmovedor escuchar a los autores del corto conducir a las “participaciones especiales”, (niños de grupo inicial o inferior), relatando la historia como un cuento: cómo y dónde debían ubicarse, qué papel tenían que hacer…. Alentarlos y felicitarlos, sin importar si debíamos grabar la escena 1000 veces más.

 

En la piel del espectador

Convertirse en espectador de un producto propio es una acción por demás gratificante. Niños entre 9 y 13 años, aplaudiéndose a sí mismos, felicitándose unos a otros, orgullosos, engrandecidos, empoderados. Imborrable los rostros de la primera vez que se visualizaron, rostros calcados en la proyección N°5, 15 y 100….fueron y son incontables las reproducciones.

Ver un producto editado: musicalizado y  compaginado, luego de 4 meses de imaginarlo, escribirlo, y caminarlo… es indescriptible. Cada segundo, cada detalle fue deliberadamente pensado.

Las primeras visualizaciones se dieron en nuestro espacio propio, el aula.
La socialización a la comunidad se efectuó en el marco del acto de fin de año.

Nuestros alumnos infaltables, felices y ansiosos por verse en la pantalla grande. Las familias presentes.

La cinta corría. Las lágrimas de los familiares al mirar a sus hijos, las palabras de agradecimiento, el reconocimiento que ese día recibí de cada referente familiar fue impagable. Los mensajes al finalizar la jornada y los días posteriores me llenaron el alma. Mensajes impregnados no sólo de felicidad por lo que representa ver a sus hijos actuando sino por la temática abordada y las historias contadas.


 “Al derecho y al revés” en mi  

Mi trayectoria docente no cuenta con demasiado bagaje.        La antigüedad me delata, ha sido breve. Pese a ello,  cada proyecto represento claramente un aprendizaje imborrable.

Sin embargo, “Al derecho y al revés” siento que fue especialmente intenso, me apasiono, me emociono, y me emociona.

Es increíble hoy para mi saber desde donde se desprende el fascinamiento que me inunda. Quizás tenga que ver con el afecto enorme que me unió a cada uno de estos “actores-alumnos”, quizás esté relacionado con las magníficas historias que contaron y el claro modo en el que las transmitieron. Probablemente sean ambas, y más.

Pero estoy convencida que es insuperable, porque no me aburre, ni me agota ver cada fotografía 100 veces, porque no me aburre, ni me agota ver los cortometrajes una y otra vez y sentir lo mismo que la primera vez: una pelota de futbol en la garganta… porque escucho las pistas musicales que acompañaron cada corto y es inevitable que no se me despierten las ganas de verlo. Y sé lo que representa en lo personal y en lo profesional, no aburrirme.

Agradezco la bendición de trabajar de lo que amo, celebro esta institución que me deja volar, celebro a cada uno de mis alumnos que se animó  a abrir las alas y viajar lejos, porque esto es lejos…

 

                                                                        Lassalle, Laura       
Docente Grupo Superior (T.T)
CEC 801 Mar del Plata