Menciones a la Innovación Pedagógica en Educación Digital

logo del Plan Nacional de Educación Integral

Experiencias concursantes

Aula Virtual Moodle

Utilización de la plataforma Moodle en intranet para desarrollar evaluaciones virtuales.

alejandro almecija - Mendoza

Evaluación Virtual en Moodle

La idea comenzó en el 2012 con la necesidad de brindar al alumno ejercicios que se auto corrijan. En ese momento el software utilizado era Jclic, pero al investigar el programa no encontraba actualizaciones recientes ni actividades, dando la impresión de que estaba en desuso.

Consultando con el equipo técnico de la escuela, me sugirieron varios programas entre ellos Moodle. Plataforma de educación virtual que en mi caso se limita al uso dentro del aula presencial, activo una red Wi-Fi y en Intranet los alumnos encuentran el Aula Virtual donde les propongo las actividades a realizar. Esto debido a que la escuela no cuenta con piso informático ni Internet para uso de los alumnos. Al presentar mi inquietud a la dirección, me brindaron todo el apoyo, se me asignó un PC Intel Celeron con 512 Mb de RAM que la utilicé como servidor donde el servicio técnico me instalaron Moodle y me configuraron un Router con el que habilitamos una red Wi-Fi llamada Matematica.

En Moodle genere 4 cursos, uno para cada asignatura que dicto. Y matriculé masivamente a todos mis alumnos generando, desde las listas de alumnos, un archivo .csv cumpliendo el formato para cada usuario de “año división apellido nombre” ejemplo 32alfarorodrigo que corresponde al curso de 3° año 2° división. Y lo mismo como clave, cumpliendo los requerimientos de Moodle ejemplo 32.Alfarorodrigo.

Moodle ofrece muchas herramientas como foros, Wikis, cuestionarios, lecciones, compartir archivos, etc. La que me enfoque en explotar son los cuestionarios, con los que armé Trabajos Prácticos y Evaluaciones que seleccionan ejercicios de forma aleatoria de un banco de preguntas que al día de hoy cuenta con más de 400 ejercicios entre todos los temas abordados. El Trabajo Práctico lo utilizo para que el alumno se familiarice con el entorno Moodle y las evaluaciones las realizan en forma convencional, copiando las consignas en una hoja, que es su evaluación escrita, resolviendo la evaluación en papel con todo el desarrollo ordenado y prolijo. Y volcando los resultados en el Aula Virtual, el alumno obtiene una calificación inmediata, con la devolución de las respuestas correctas de cada ejercicio. Esto permite que el alumno revea sus errores en el mismo momento de la evaluación, con todo el proceso recién elaborado. Cosa que no sucede cuando la corrección es entregada pasados unos días, donde ya no recuerdan lo resuelto.

Lo que me resta como docente es re-calificar el escrito, tanto subiendo la calificación por mal tipeado del resultado o por desarrollos correctos que ameritan algún puntaje. O bajando la misma en casos donde omiten el desarrollo o desarrollos incorrectos.

 

Esta metodología de Evaluación Virtual brinda muchos beneficios. Por ejemplo:

  • El método de calificación que yo selecciono es el de “último intento” esto significa que la última evaluación es la calificación definitiva. Lo que permite al alumno re-intentar la evaluación varias veces, hasta obtener una calificación satisfactoria, mientras los tiempos administrativos lo permitan. El docente solo debe asegurarse de que el alumno desarrollo la evaluación en forma individual y que no fue resuelta por otro alumno utilizando su perfil.

  • La posibilidad de brindarles la evaluación con semanas de anticipación, para que la practiquen y tengan claro los temas y extensión de la misma. Ya que se desarrolla en un tiempo determinado por el docente.

  • Lo más importante, creo yo, es el nuevo lugar que ocupa el docente en el proceso de aprendizaje. Ya que al no calificar los resultados, pasa a ser quien ayuda al alumno a sortear el obstáculo. Y esto rompe las tensiones generadas entre alumno-docente, donde los alumnos aseguraban que “el viejo de matemática me puso un dos”. Ahora mis alumnos reflexionan sobre los resultados y se replantean estrategias para aprobar la materia.

 

En el 2014, con la intención de tener la experiencia de ser alumno de un Aula Virtual. Me inscribí en un Postítulo en TIC que se dicta mediante plataforma e-learning. Los resultados sobrepasaron mi expectativa, viví la sensación de estar perdido dentro del Aula Virtual y de no tener clara las consignas, lo útil de los foros y agenda. El trabajo obicuo y en equipo con herramientas como Google Drive y Wikis. Aunque esto no es utilizado aún en esta experiencia, por ser presencial. Todas las consultas se realizan personalmente entre alumnos o con el profesor. Al presentar el Aula Virtual a mis alumnos, no resulta sencillo aclarar la forma de trabajo que se les está planteando. Las primeras consultas son, que no tienen Internet, si pierden lo trabajado al cerrar la ventana, como se guarda lo trabajado, como ingresar usuario y contraseña, como llegar a la actividad propuesta. Pero todo esta problemática, a corto plazo, ya les resulta natural y no genera conflicto alguno, solo se preocupan en resolver la actividad.

Lo que no logran fácilmente , es el hábito de presentar el trabajo escrito como lo hacían sin Aula Virtual. Creen que, con responder el cuestionario virtual es suficiente. Y tengo que insistir en que presenten el escrito, ordenado y prolijo, como se los requería antes. A esto responden, que es doble trabajo, pero les contesto, que el trabajo de copiar las consignas es el mismo solo que las copiaban del pizarrón y ahora lo hacen desde la maquina. Los desarrollos son indispensables para resolver los ejercicios o realizar cualquier revisión, y el orden y la prolijidad evita posibles errores. El único trabajo extra, es volcar los resultados al Aula Virtual, lo que les permite obtener una calificación inmediata, con la cual decidir si presentan el trabajo o lo re-intentan. Esto lleva a que tanto los trabajos prácticos como las evaluaciones las resuelvan en promedio 3 o 4 veces con un total de más de 100 intentos por actividad propuesta, frente a los 20 a 25 que realizaban. Esto se ve reflejado en el aula, donde los alumnos se los observa muy comprometidos con la asignatura.

 

Lo demás esta por venir, lo bueno de esta experiencia es que aun esta en pañales. Yo soy coordinador del área en esta institución y mi proyecto es invitar a los docentes a utilizar este tipo de evaluación virtual, empezando con los profesores del área matemática. Si bien muchos de ellos no cuentan con el manejo de la plataforma. Tengo pensado instruir a los alumnos tutores de conectar igualdad en el manejo de la Plataforma Moodle y que ellos sean los encargados, junto al profesor, de administrar el Aula Virtual.

Con esto podemos pensar en evaluaciones confeccionadas por equipos formados con docentes, técnicos pedagogos y directivos e inclusive alumnos, ya que ellos mismos pueden aportar ejercicios para la práctica o evaluación. El equipo completo, tendría acceso a los resultados con estadísticas variadas y precisas que Moodle brinda. Además almacena todas las respuestas brindadas por los alumno en cada ejercicio, permitiendo hacer devoluciones en casos de errores recurrentes o generar nuevos ejercicios, atendiendo a dichos errores. Cosa que ya vengo haciendo en mis prácticas.

Según la experiencia de una escuela vecina Esc. 4-173 “Amanda F. de Palermo”, que mucho me asesoró, ya que tiene instalada la Plataforma Moodle tanto en Intranet como en Internet. Así los alumnos tendrían la posibilidad de practicar las evaluaciones desde su casa y además los padres con solo brindarles el link de la evaluación, pueden evaluar al hijo sin necesidad de tener los conocimientos necesarios.

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=IgxqHg_SsH4&feature=youtu.be

http://prezi.com/jvc69qr7gwmd/?utm_campaign=share&utm_medium=copy&rc=ex0share